Cardinal Acupuntura

Filosofía Cardinal Acupuntura

Cualquier acontecimiento que provoca alteraciones en nuestro cuerpo y nuestra mente nos está pidiendo cambiar. En ocasiones estos cambios son sutiles, sencillos y entrañan pocas dificultades. Y en otros casos hemos retrasado demasiado algunas decisiones y la vida nos aprieta teniendo que tomar decisiones complejas o angustiantes. Mi energía se dirige a orientar a las personas hacia un cambio adecuado a sus necesidades, para que esa persona se sienta capacitada para tomar las decisiones pertinentes sin perjudicarse en el intento.

Hay tres fundamentos en mi trabajo:



LOS PENSAMIENTOS y LAS IDEAS

La claridad en los mismos nos ayuda a mantener un orden preciso, una dirección concreta y evita que nos perdamos en el inmenso caos de posibilidades que existe dentro de cada una de nosotras. Como el universo necesita del sol, nosotras necesitamos tener claridad y orden a la hora de pensar. Conocernos mejor nos ayudará a diferenciar entre el mundanal ruido de nuestros pensamientos y la maravilla que significa imaginar de forma controlada dejando el silencio necesario para la inspiración y la intuición.

Este trabajo lo iniciamos con astrología evolutiva y la lectura de la carta natal.

Cardinal Acupuntura

EL CUERPO, SUS FUNCIONES Y SUS COMPONENTES

No podemos olvidar que somos un organismo vivo con unas funciones fisiológicas de extrema precisión. Un conocimiento profundo de la anatomía y la fisiopatología me permite hablar el lenguaje del cuerpo. Interpretar aquellas señales que este nos envía desde su interior para establecer un diagnóstico claro, preciso y con ello tratar sus disfunciones de la forma más directa posible.

La herramienta que utilizo para ello es la acupuntura.

Cardinal Acupuntura

LAS EMOCIONES y SU RELACIÓN CON LAS ENFERMEDADES

La energía que nos mantiene con vida actúa de forma precisa y ordenada. Las emociones generan en este entramado desórdenes que, con el tiempo, se traducen en enfermedades. Si comprendemos en profundidad los mecanismos entre estos desórdenes y nuestras emociones podremos dejar de alterar dicho circuito y prevenir o minimizar cualquier patología.

En este campo nos valemos de la terapia emocional.

Obviamente, no todos los casos requieren una revisión profunda de los tres planos de trabajo, sin embargo, la experiencia nos ha demostrado que la alteración de uno de ellos repercute de forma inmediata en el resto.