Cardinal Acupuntura

Activa tu sistema inmunológico

7 motivos por los cuales la acupuntura te puede favorecer en el cambio de estación.

Ahora que va llegando el otoño empezamos a darnos cuenta de que no sólo los días se van acortando sino que además las temperaturas entre el día y la noche y el interior y el exterior se van extremando. Esta es una de las razones fundamentales por las cuales otoño y primavera se convierten en los momentos más comprometidos para la salud de muchas personas.

«Activar tu circulación para evitar pasarse medio año con los pies y las manos congeladas».

Voy a permitirme emplear una metáfora preciosa que aparece en un libro llamado “A Escarpadura”. Escarpadura se refiere a esa zona rocosa particularmente incómoda que existe en la mayoría de las costas de Galicia, sobre todo en la zona de costa da morte. Una zona de transición entre dos mundos bien diferenciados como son la tierra y el mar. Esta metáfora habla de la intensidad que se crea como resultado de la interacción de dos realidades de ritmos tan diferentes. En el cambio de estación pasa algo parecido, cielo y tierra evolucionan para alcanzar las distintas estaciones y se van transformando no sólo en colores y formas, sino también en temperaturas y grados de humedad. En el medio de todo esto estamos nosotras, los denominados diez mil seres. En este momento del año la fuerza del astro rey disminuye y la temperatura del cielo se reduce drásticamente. Y la tierra, que todavía conserva el calor como un muro de piedra en una noche de verano, sufre grandes y bruscas contracciones.

A nuestro cuerpo le sucede lo mismo y tenemos que procurar comprender estos ciclos para lograr una adaptación adecuada pues, en todo este proceso, el pulmón, la piel y los intestinos son los grandes afectados. Por este motivo nos será de gran ayuda revisar el tipo de bebidas que consumimos y nuestra dieta. Nuestras actividades cotidianas, ritmos y relaciones con el exterior y, como me comentaba una amiga hace unos días, las emociones… El esplendor veraniego deja paso a un proceso de interiorización para encontrarse con una misma, con los principios, recursos y capacidades, pero también los finales. Los logros y valores propios y ajenos. Porque el otoño es, por excelencia, el tiempo de poner en valor la cosecha del año y compararlo con lo de otras u otros años pasados. El otoño es esa época donde la vida entra en declive y comienza a retraerse para enfrentar el frío invierno y la muerte. Para muchas, el momento adecuado para hacerse con una buena compañía y proyectar lo que serán los fines de semana de lluvia.

Es el momento de enfocar nuestra energía en tonificar el sistema digestivo para nutrir adecuadamente todo el organismo y por ello, la naturaleza nos empieza a abastecer de todo aquello contundente. Raíces, semillas, y grandes hortalizas formarán parte de nuestra dieta. Cantidades considerables de fibra y almidones de todo tipo y procedencia se convertirán en el sustrato de la flora. Entonces, del mismo modo que las hojas del árbol constituyen, poco a poco el suelo del bosque, el alimento de las bacterias de nuestro cuerpo consolidará un buen terreno para defendernos.

Para todo esto lo que vamos a necesitar es, por un lado haber guardado un poco de energía de la temporada estival, moderar nuestras emociones adaptando nuestro ritmo de vida a la lógica de la naturaleza y con ello preparar el por todo cristo mencionado, sistema inmunológico

¿Qué nos puede ofrecer la acupuntura? 

  • Reforzar las uniones entre la musculatura para preservar mejor el calor de las entrañas y órganos.
  • Mantener los diafragmas del cuerpo desbloqueados. Esto te evitará catarros innecesarios por la congestión del sistema digestivo.
  • Tonificar las fascias superficiales para mejorar la efectividad de las barreras externas. Muchas de las rinitis o resfriados vienen por un simple bloqueo de la parte más superficial del cuerpo.
  • Tonificar tu energía de forma general. Esto te permitirá disponer de mejores defensas contra los ataques externos y cambios de temperatura que durante estas fechas afectan a los procesos digestivos. 
  • Regular tu sistema nervioso. Ya que esta es la causa fundamental para el colapso del pulmón por bloqueo del diafragma medio y esas riadas de mocos que te ponen más y más nerviosa.
  • Activar tu circulación para evitar pasarse medio año con los pies y las manos congeladas.
  • Devolver la energía a tu útero y riñones para que los nutrientes necesarios lleguen a través de la sangre y esto evitará que te mueras de dolor con el síndrome pre-menstrual, tengas retrasos o coágulos en el sangrado.

En términos generales la acupuntura ayuda a transitar los cambios de estación porque regula las deficiencias y los excesos que venimos acarreando durante el año. Más aún cuando en estos momentos nos encontramos con una climatología tan atípica causa de la radicalización del tránsito de otoño a invierno.

O un verano eterno….

Si te sientes abatida o malhumorada, tienes más pañuelos de papel en el bolsillo que seguidores en el instagram, tus pies parecen cubitos de hielo o se te infla la tripa después de cada comida; contacta para que podamos revisar qué manera sería la mejor de remontar un poco tu salud y evitar que una de las épocas del año más apasionantes se convierta, una vez más, en un tedio.

Y sobre todo, no tomes equinácea.

Alejandro Castro Rey

.

Tu Privacidad es importante para nosotros. Por ello, te informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra página web con el fin de personalizar contenidos, publicidad, así como proporcionar funcionalidades en las redes sociales o analizar nuestro tráfico. Para continuar acepta o modifica la configuración de nuestras cookies.
Política de Cookies